Personal capacitado, la clave para un evento perfecto

Es común que olvidemos lo importante que es formar nuestro personal adecuadamente y entender que ellos representan nuestra marca, nuestro sello, nuestra empresa o nuestro espacio, son parte del equipo y por tanto parte de la compañía. A todo esto debemos sumarle que estudios demuestran que la experiencia marca la diferencia en el momento de medir y mejorar un evento.

Puntos a tener en cuenta para tener un personal eficaz:

  • Darle más importancia a la experiencia humana y no a la física, muchas veces es mejor capacitar un buen contacto visual, alguien adecuado para escuchar y dirigir a los asistentes para que las personas sientan satisfacción y un buen servicio.
  • Centrar la mentalidad del personal en la hospitalidad, que cubran los conceptos primordiales para entender a las personas, que entiendan como se manejan las redes sociales y la prensa para que ayuden a difundir el contenido en los medios, tuitear, publicar, hacer toda la experiencia visual e interesante para quienes ven el material en internet.
  • Tener un presupuesto y un estimado adecuado para saber cuántas personas son necesarias para completar el personal, que no sobre ni falte ningún empleado, el exceso de personal afectaría nuestro bolsillo y la falta de personal afectaría nuestro desempeño.

 

Formar el personal está relacionado con los servicios, los productos, la comunicación y el valor que le damos a nuestra marca o a nuestra empresa. Debemos entender que el equipo no es solamente los directivos, la gerencia y los expertos encargados del evento, las mejores marcas se encargan de que todas las personas sientan responsabilidad con su trabajo y funcionen como engranes que se encargan de hacer funcionar un reloj.

El trabajo en equipo es lo más importante de todo, no sirven de mucho varios individuales con grandes capacidades pero incapaces de tener empatía con sus compañeros o sin actitud de servicio, la agilidad para relevar otros miembros y la confianza en el resto del personal son un factor decisivo para poder realizar actividades en el momento y de la forma adecuada.

Finalmente un personal entrenado es capaz de ayudar en la formación de nuevo personal, hacer seguimiento de las sugerencias y necesidades de los asistentes para mejorar el desempeño en tiempo real.

Para tener en cuenta:

Cuando abordamos las estrategias de gestión, el marketing experiencial y la relación con personas y cultura, podemos usar un método implementado por algunas compañías, consiste en hacer un programa para formar empleados enfatizando la importancia de la cultura y el crecimiento personal en cada miembro del personal. Este equipo deberá aprender herramientas y técnicas para relacionarse con las personas por medio de las artes, la música, el teatro, la literatura y entender como lo sensorial y experiencial nos conecta en un plano emocional con los asistentes, haciendo que cada uno se sienta importante, atendido y relacionado emotivamente con la marca.

Otro instrumento adecuado para la formación del personal son los programas de desarrollo del liderazgo de nuestros empleados, invitar oradores en pequeños seminarios donde puedan interactuar y hablar de sus experiencias con el equipo de trabajo, mencionando temas como la empatía o la inteligencia emocional, en un ambiente informal, tranquilo y con intención de generar crecimiento personal y compañerismo entre el grupo. Muchas veces es más adecuado ubicar los empleados en círculos o grupos de trabajo y no en filas uno detrás de otro.

Si buscamos conectar personas con nuestro equipo de trabajo por medio de las emociones y las experiencias, es clave que nuestro personal sienta afecto y conexión emocional con la marca, empresa o evento que están representando, que se sientan parte de algo, no como empleados, así el desempeño no será por obligación, si no por pasión.

eventos