“Un organizador de eventos

no improvisa jamás, incluso,

planifica aquello que podría ser improvisado”

– Anónimo